Pulseras Miyuki

son unas (pepitas, cuentas o piedritas) muy pequeñas, creadas a partir del cristal, con origen en el Japón, que tienen forma cilíndrica y orificio amplio, ideal para la creación de tejidos.